Semana 1

Semana 1

AHORA

 “ Tu vida existe en el momento presente. Cada ahora es una nueva oportunidad”

 

OBJETIVO DE LA SEMANA:

  • Reconectarte con tu presente a través de la respiración.
  • Podrás darte cuenta de la cantidad de tiempo que tu mente está distraída en momentos, situaciones, conversaciones, sentimientos que ya ocurrieron y/o que todavía no han ocurrido.

 

DINÁMICA PARA LOS SIETE DÍAS DE LA SEMANA:

Cada día de la semana, preferiblemente por la mañana, al iniciar el día, dedica al menos 10 minutos a realizar el siguiente ejercicio:

1. Siéntate cómodamente, mantén tus pies en contacto con el suelo, espalda recta, manos apoyadas en tus piernas, cierra tus ojos y lleva tu atención a tu respiración. Observa cómo inhalas y cómo exhalas. No intentes modificar nada, solo mantente atento al ritmo de tu respiración. Conviértete en un observador de ti mismo. Cualquier pensamiento que aparezca en tu mente, únicamente vas a dejarlo ir, para volver a llevar tu atención a tu respiración, observando de nuevo tu inspiración y tu expiración.

Cada día de la semana, preferiblemente por la noche, al finalizar tu día, repasa las principales actividades que has realizado:

1. Observa si has conseguido mantener toda tu atención en cada una de las cosas que has hecho, ¿has estado presente en todo momento?

2. En caso de que tu atención se haya dispersado, observa dónde, a qué lugar te estaba llevando tu mente, ¿qué tipo de pensamientos te sacan de la atención plena en aquello que estás haciendo? ¿son pensamientos de futuro? ¿sobre cosas que ya sucedieron? ¿por qué razón crees que te cuesta tanto mantenerte presente?

 

PROPUESTA:

Cada vez que seas consciente de que estás fuera del momento presente, lleva tu atención a tu respiración, al igual que haces cada mañana. De esta forma, tu mismo podrás reconectarte con tu ahora.

 

SERIE DE ASANAS PARA TU PRIMERA SEMANA:

Esta serie de posiciones de Yoga te ayudarán a mantenerte presente.

Idealmente estas posturas se realizarán antes de hacer las prácticas de meditación y de reflexión para ayudar a que tu cuerpo libere tensión, se relaje y así puedan ser más profundas y aprovechables las prácticas mencionadas.

1. En la silla, estirar brazos por encima de la cabeza al inhalar, y bajarlos al exhalar. Repetir 7 veces.

2. Al inhalar, eleva brazos por encima de la cabeza, al exhalar, relaja los hombros. Manteniendo esa posición, coge muñeca derecha con mano izquierda, inhala y al exhalar, inclina el tronco lateralmente hacia la izquierda. Haz el mismo número de respiraciones en cada lado, sosteniendo la postura.

2_peque.png

3. Torsión en la silla. Primero hacia un lado y después hacia el otro.

3_peque.png

4. Al exhalar, deja caer el tronco hacia delante todo lo que puedas, flojo y relajado. Para ayudarte a ir más profundo, adelanta los glúteos en el asiento de la silla, flexiona las piernas y cógete un codo con cada mano. Haz varias respiraciones, soltando el cuello, la cabeza y los brazos.

4_peque.png

5. Al inhalar, incorpora un poco el tronco, apoya los codos en los muslos y sujétate la mandíbula inferior con ambas manos y tira ligeramente hacia arriba al mismo tiempo que presionas ligeramente con los glúteos en el asiento. Siente elestiramiento de tu columna.

5_peque.jpg

6. Al inhalar eleva brazos por encima de la cabeza, entrelaza dedos gordos de las manos y haz que las palmas de las manos miren hacia delante. Mantén los hombros relajados y estira bien la columna y los brazos, presionando con los isquiones y los glúteos en la silla.

6_peque.png

7. Cierra los ojos y coloca las manos sobre los muslos. Observa las sensaciones en tu cuerpo, la calidad de tu respiración.

7_peque.png

 

Es importante que la respiración sea la que guíe el movimiento, sin importar hasta donde lleguemos con el cuerpo. Es desde el interior desde donde surgen los movimientos y se realizan las posturas; desde el interior es desde donde construimos lo externo.

Al finalizar la semana, sabrás algo más de ti.

Feliz AHORA